Un fallo no muy alentador para los deudores no bancarios

Una mirada humana de un servicio profesional
3 septiembre, 2020
Congelamiento de alquileres: problemas recurrentes en la practica. Historia en nuestro país.
16 octubre, 2020

Un fallo no muy alentador para los deudores no bancarios

A través de una sentencia ejemplar se hizo extensible a los deudores no bancarios la aplicación de la  Comunicación “A” 6964 del Banco Central a los deudores no bancarios.

El dictamen fue emitido por la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Sala I de la Matanza, en autos «Tarjeta Naranja S.A. vs. Díaz, Juana Rosario s. Cobro ejecutivo”. En el mismo y luego de realizar un análisis exhaustivo del pleito y de la situación extraordinaria por la que está atravesando nuestro país y el mundo en general, los magistrados arribaron a la conclusión de extender el ámbito de aplicación de la Comunicación “A” 6964 emitida por el Banco Central el día 10 de abril del año en curso, a los deudores no bancarios.

La norma mencionada, establece limitar los intereses de los saldos de tarjetas de créditos del mes de abril, de los deudores bancarios en un 43% anual. Además de otorgar a los mismos un plazo de gracia de 3 meses y la posibilidad de pagar la deuda en 9 cuotas sin ningún interés, salvo  el compensatorio. 

Las entidades no bancarias estaban aplicando un interés muy superior al mismo que rondaba entre 100% y 120%, debido a que, hasta este momento no había ninguna resolución ni del Gobierno, ni del Banco Central que haga extensiva dicha comunicación a las mismas. En el caso en cuestión, la entidad no Bancaria «Tarjeta Naranja S.A» reclamaba la aplicación de la tasa activa de restantes operaciones sobre el saldo de una deuda que tenía con la entidad, la deudora Diaz Juana.

Como anticipamos up supra el fallo de la cámara no hizo lugar al pedido de esta entidad debido a que consideró que la tasa activa para restantes operaciones en pesos, la cual oscila entre un 58 % y un 51 % anual, más un plus del 50 % moratorio que el banco aplica a las operaciones en mora, resulta actualmente abusivo y confiscatorio. De ninguna manera el tribunal desconoce el derecho del acreedor a la obtención del pago de su crédito y protección de su patrimonio, pero tampoco escapa que habilitar intereses tan elevados como los pretendidos por la ejecutante, modifica y torna inoperante todas las normativas y garantías tuitivas del derecho del consumo.

Por lo tanto, el tribunal confirma que, al practicar la liquidación, la misma podrá adecuarse a los intereses pactados, siempre que estos (cualquiera fuere su denominación, compensatorios, moratorios, punitorios) no excedan el tope del 43 % anual.

En virtud de esto, llegamos a la conclusión de que, ni el Banco Central ni el gobierno tomaron medidas necesarias para equiparar a los deudores bancarios, con los no bancarios, lo que afecta el derecho de igualdad ante la ley y el principio de no discriminación que se encuentran consagrados en los artículos 16, 37, 75 inc. 2, 22 y 23 de la Constitución Nacional y en diversos instrumentos internacionales que gozan de igual jerarquía. Por suerte, la justicia del partido de La Matanza, no paso por alto esta situación y tomó cartas en el asunto dictaminando en un fallo muy acorde con el contexto que estamos atravesando y las necesidades de la sociedad, ampliar el ámbito de aplicación de la comunicación “A” 6964, incluyendo también a los deudores no bancarios dentro de la misma, lo que esperamos sea receptado por todos los juzgados en los diferentes puntos de nuestro país.

Por último, comunicamos que en el mes de agosto venció el plazo de gracia de 3 meses y los deudores bancarios que se habían adherido al plan de refinanciación, tuvieron que abonar la primera cuota. Pero muchos de estos advirtieron que, en el resumen de la tarjeta, en concepto de tasas de ese plan venían sumas que rondaban entre el 60% y 70%. Esto es por las cargas y comisiones que, junto con los intereses, conforman el costo financiero total.

Por eso, creo que el principal error del Banco Central al emitir esa comunicación fue, no establecer el límite sobre el costo financiero total, porque era de prever que los bancos se iban a aprovechar de ese vacío legal, aumentando el costo financiero total y pensando solo en sus ganancias.

Fue, en virtud de eso, y de la lluvia de quejas de los usuarios, que el BCRA inició un proceso de investigación en cada una de las entidades bancarias, donde advirtió irregularidades en los cobros de la primera cuota, debido que, no se respetaban los porcentajes anunciados en el momento que se emitió la Comunicación. Por lo que, tomó la decisión de lanzar otro plan de refinanciación automático sobre los saldos de agosto, donde además de los 3 meses de gracia, se establece que la tasa de interés como máximo puede ser del 40% anual más IVA, sin ningún otro recargo.

SANTIAGO SARQUIS
SANTIAGO SARQUIS
T° 54 F°360 C.F.A.B.B. T°XIX F°163 C.A.B.B

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar mensaje
Pedí tu turno!
Hola!
¿Desea solicitar un turno?