Empleador improvisa una causa de despido para escapar del decreto de prohibición de despidos sin causa

DEUDORES NO BANCARIOS DESPROTEGIDOS
16 mayo, 2020
Jubilaciones y polémica: los que cobran por encima de la mínima pueden dejar de ganar entre $12.000 y $136.000 en el año
5 junio, 2020

Empleador improvisa una causa de despido para escapar del decreto de prohibición de despidos sin causa

1.Corresponde declarar la nulidad del despido dispuesto por la empresa demandada y, en consecuencia, ordenar la reinstalación del trabajador a su puesto de trabajo en las mismas condiciones en las que se encontraba, en tanto no configurándose, en la misiva del despido, los requisitos esenciales que permitan identificar los hechos imputados, sólo cabe considerar la decisión rupturista como injustificada, ello porque la comunicación patronal violó de modo evidente la carga de suficiente claridad que debe reunir para justificar el distracto, limitándose a mencionar que el desempeño del actor fue insuficiente, lo cual nos coloca en las disposiciones del Decreto N° 329/2020, pues al no tratarse de un despido con justa causa, resulta operativo lo dispuesto por su art. 4 en cuanto a que los despidos producidos en violación de la prohibición del art. 2.

2.Las estimaciones efectuadas por la OIT indican que el impacto de la pandemia Covid19 costará en todo el mundo la pérdida de aproximadamente 25 millones de puestos de trabajo; precisamente y previendo tales consecuencias, en un momento en el que se exacerba la necesidad del trabajador de mantener su fuente de ingresos alimentarios ante la clara imposibilidad de procurarse una nueva ocupación, se consagra en el Decreto N° 329/2020 la prohibición de despedir, la cual es limitada en el tiempo y fundada en la particular emergencia en la que nos encontramos, con el claro propósito de proteger a la parte mas débil del contrato de trabajo, sujeto de preferente tutela constitucional.

3.En tiempos excepcionales se debe actuar con excepcionalidad, por lo tanto, las partes de la relación laboral y especialmente los empleadores deben redoblar esfuerzos, templanza, tolerancia, solidaridad y cooperación, teniendo presente el objetivo principal de cuidado de la persona por sobre los negocios, y la existencia dentro de las empresas de sujetos de preferente tutela constitucional.

4.Es en estos tiempos de grave riesgo, donde deben orientarse la condiciones del mercado al servicio del hombre y no la inversa. Pues no puede admitirse que ante la adversidad de tales condiciones, quienes mas sufran sean aquellos mas vulnerables.

5.En la medida en que la finalidad del empleador al motivar el despido es privar al trabajador de las indemnizaciones por antigüedad y falta de preaviso, el adecuado resguardo del mismo requiere que la imputación que aquél deberá controvertir judicialmente reúna ab initio estas dos condiciones: la de ser comprensible en términos inequívocos y la de no poder ser ulteriormente modificada; por ello, no se admiten vaguedades, ni denuncias genéricas o imprecisas que por su latitud impidan comprender cabalmente el hecho o los hechos atribuidos.

Nuestra opinión: en el presente fallo se puede observar claramente como el empleador pretende vulnerar el decreto 329/2020 –Prohibición de despidos sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor – dictado en el marco de la emergencia pública que aqueja a nuestra sociedad con la pandemia COVID-19. La empleadora intenta despedir a su empleado invocando una supuesta justa causa enmarcándolo como «desempeño insuficiente» por parte del empleado sin apoyarse en ningún hecho concreto que revista calidad de injuria grave. No puntualiza ni describe la imputación al trabajador, solo intenta disfrazar un despido en épocas de pandemia. La conducta del empleador coloca al trabajador en una situación crítica, frente al hecho cierto y actual de pérdida de su fuente de ingresos y sin la posibilidad de procurarlos en lo inmediato. Por lo cual, el tribunal falla: declarar la nulidad del despido por parte de la empresa y ordena se reintegre el empleado al su puesto de trabajo en las mismas condiciones en las que se encontraba.

ALEX DI BERARDINI
Director Derecho Laboral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar mensaje
Pedí tu turno!
Hola!
¿Desea solicitar un turno?